69/78 PRESCRITO

La así llamada "transición" a la democracia española fue escrita a sangre y fuego con las ausencias silenciadas, los olvidos obligados y los mitos involuntarios que han pervivido entre quienes sobrevivieron a los actos criminales de los últimos años de la represión franquista. La democracia comenzó antes de que las acciones represivas hubieran terminado. El dolor y el silencio dejaron trazas imborrables, huellas que intensifican hoy la fractura de una sociedad que aún no ha sido capaz de asumir la historia de sus muertos. Cuatro casos de crímenes que fueron cometidos por el régimen en el pasado (Agustín Rueda, Javier Verdejo, Manuel Fernández Márquez y los sucesos del 3 de marzo en Vitoria) llegan para recordarnos que hay algo de ellos que continua vivo en el presente.

SINOPSIS